ALVARIZA, Avenida Jacinto María


La Junta Económico-Administrativa de San Carlos, en fecha 21 de diciembre de 1909, resuelve por moción del Sr. Alfredo Abelar, denominar a la llamada calle "Las Cañas" que pasaba por la parte oeste de la plaza 19 de Abril, "Avenida Jacinto Alvariza". Se realizaba tal designación en reconocimiento de las generosas iniciativas", de este hijo de la Villa, así como también a pedido de numerosos vecinos.

En esa calle, y con frente a la plaza mencionada se levantó el edificio que construyera el mencionado Jacinto Alvariza, para la atención sanitaria de los enfermos del Dpto. de Maldonado. Tal edificio no fue oficialmente ocupado a dicho fin y hoy funciona en él, la llamada hasta hace pocos años, "Escuela Industrial".

Hablar de Jacinto Alvariza es historiar en parte, respecto a la creación del Hospital de nuestra población y del peregrinaje que debió vivir el benefactor para dar a la población tan necesario bien.

Jacinto Alvariza nació en San Carlos, el 13 de agosto de 1851, siendo sus padres Florencio María Alvariza y Juana Fajardo Rada. Inició actividades comerciales en Montevideo, donde creó su hogar casándose con Margarita Marlak y trayendo al mundo nueve hijos.

Sus continuos viajes a Europa, por razones de trabajo, lo pusieron en contacto con ciudades pujantes, progresistas y soñó para su suelo natal, del que nunca se olvidó, lacreación de un Hospital que prestara asistencia a todos los hijos del Departamento sin ninguna distinción.

Con tal fin solicitó a la Comisión Económico-Administrativa de la población, la donación de una manzana de terreno en donde él levantaría a su costo, el futuro nosocomio, exigiendo solamente que llevara el nombre de su querido padre: Florencio María Alvariza. El gobierno local accedió complacido y donó a tal fin un terreno que actualmente estaría sobre Ceberio (esquina cruzada con la Escuela N° 8) es decir, la manzana 130. Allí se colocó la piedra fundamental el 1° de enero de 1901 en medio de gran regocijo. Se formó una comisión de vecinos que colaboraron en la realización de la obra, pero Alvariza se valió siempre de su gran amigo Eladio González, que,fue su mano derecha en la realización de innumerables diligencias tales como tratar: acarreos de piedra, arena, ladrillos, cal, agua, maderas, precios. Este amigo concertaba con los proveedores y trasmitía al interesado los resultados. No todo salió como el optimismo lo esperaba; hubo marchas y contratiempos; tropiezos con los dirigentes de la obra: primero Echaniz; segundo Aguirre y por último Don. Rafael TOSÍ.

Como el terreno donado era muy irregular, exigía mucho relleno y nivelación, Alvariza solicitó otro más adecuado y realizó una permuta del terreno donado en principio, por otro ubicado trente a la plaza 19 de Abril. Este último había pertenecido a Mateo de Acosta y pasado por herencia a su descendiente Sr. Héctor Lorenzo y Losada. Se realizó el cambio debiendo complementar Alvariza ciento cincuenta pesos y la tramitación legal del terreno. Se iniciaron los trabajos en 1901. En junio de 1902 el Dr. Soler y Trilla solicita a Alvariza permiso para ocupar el Hospital, no terminado aún, para concentrar allí a los atacados de viruela. Esta petición se repite en marzo de 1910. No obstante'las autoridades se desinteresan de darle al edificio su verdadero destino.

Alvariza debió demorar la entrega del inmueble, debido a que el comprobante de permuta no aparecía: hacía seis años dormía archivado, autorizado y firmado por el Secretario de la Junta E. Administrativa, Don Román Guerra y Lorenzo y Losada.

Pasó el tiempo: el Hospital nunca se habilitó y con los años debió llegar a ser inadecuado para tal función. En 1923 la Dirección de Asistencia Pública, solicitó al Sr. Alvariza, la venta de la mencionada construcción para emplearla en la Escuela Industrial. Alvariza destinó el dinero de la venta, a la nueva construcción del Hospital que lleva el nombre de su padre:

Florencio María Alvariza.

Tan altruista personaje no sólo se preocupó por la salud de sus conciudadanos, sino que se interesó y cooperó en la construcción de una casa de aislamiento, para los infectados; de la instalación de luz a gas de acetileno; envío de plantas para las plazas; árboles para forestar y todo lo que significara progreso para la Villa. Este prestigioso hijo de San Carlos, propuso en fecha seis de enero de 1901, el nombre de Andrés Ceberio para la calle donde actualmente se encuentra ubicado el Hospital.

Fuentes de información: Archivos Parroquiales de San Carlos
Actas de la Comisión E. Administrativa de San Carlos
Correspondencia del Sr. Jacinto Alvariza al Sr. Eladio González

Hospital "Florencio María Alvariza"